www.LovelyPlanet.es
... from backpackers to backpackers ...
Taj Mahal - La india Kathmandú - Nepal Machu Picchu - Perú Ko Phi Phi - Tailandia Lago Inle - Myanmar Ushuaia - Argentina Palacio Potala - Tíbet Salar de Uyuni - Bolivia Ubud - Indonesia Buenos Aires - Argentina
Prepara tu vuelta al mundo
LovelyPlanet > Archivos > Fin de semana en Budapest
12 de Marzo de 2017 ::
Comentarios (2)

Fin de semana en Budapest

Budapest es una de las capitales europeas más recomendables para pasar un fin de semana y ahora que llega el buen tiempo más todavía. Este itinerario de viernes a domingo te permitirá conocer lo más importante de Budapest sin preocuparte de nada.

Budapest

Fin de Semana en Budapest:

DÍA 1: RUTA POR PEST

Comenzamos la ruta en la Sinagoga Judía (esquina con la calle Károly Körut), la segunda sinagoga más grande del mundo, tras la de Jerusalén. Se puede visitar por dentro pero la atracción principal de la Sinagoga (además de su historia) es la famosa escultura en forma de sauce llorón, conocido como el "árbol de la vida" y situado en el patio trasero.
Esta escultura se ha convertido en todo un símbolo en memoria de los 400.000 húngaros judíos que murieron durante la II Guerra Mundial. En las hojas del sauce están escritos los nombres de quienes contribuyeron a salvar la vida de otros judíos en esa época.

NOTA: si no quieres visitar el interior de la Sinagoga o por su horario está cerrada, puedes obtener una buena vista del sauce de la vida desde el exterior a través de unas rejas por la parte trasera.

Alrededor de la sinagoga encontramos el Barrio Judío. A pesar de ser uno de los barrios más pobres de la ciudad, se ha convertido en todo un movimiento cultural gracias a sus vecinos. En él encontramos los mejores ruins bars y pubs de la ciudad y como epicentro del barrio se considera la calle Kazinczy utca, conocida como la "calle cultural"

RUIN BARS: Uno de los atractivos y que lo hace diferente a otras ciudades son los famosos "ruin bars". Estos bares únicos se crearon cuando en la época de los 90, el gobierno iba a demoler algunas casas viejas y varios grupos de jóvenes solicitaron alquileres baratos y los convirtieron en bares y verdaderas obras de arte del reciclado.
Uno de ellos, de visita obligatoria, es el Szimpla Bar (calle Kazinczy), decorado a base de grafitis, muebles reciclados, coches convertidos en mesas, bicis colgando del techo, etc…
Se puede ir durante todo el día pero es aconsejable ir por la noche porque hay más ambiente. Además, cuenta con varias barras donde se puede tomar desde una cerveza, cóctel, mojitos hasta comer una hamburguesa.

Budapest

NOTA: justo al lado del Szimpla bar hay un callejón al aire libre con varios foodtrucks que ofrecen comidas de todo tipo. Por tanto, si hace buen tiempo es una buena opción.

Otros RUINS BARS son:

  • Púder - calle Ráday
  • Filter Klub
  • Dürer Kert - calle Ajtósi Dürer, al lado del Városliget (Parque Municipal)
  • Corvin Teto
  • Csendes
  • Fogas Haz - calle Kertész
  • Sufni G'art'n
  • Gonzodo - Gonzodo
  • Pub For Sale - Cerca del Mercado Central

Del barrio judío nos movemos hasta el Mercado Central. El edificio fue diseñado por el arquitecto Samu Pecz en 1897 pero no contaba con el apoyo de los ciudadanos porque se quejaban de las subidas de precios. En la II Guerra Mundial el edificio quedó muy dañado hasta declararse en ruinas en 1991. Sin embargo, unos años más tarde, fue remodelado hasta convertirse en un lugar de reclamo para los turistas. Se puede encontrar todo tipo de productos típicos del país desde comida, bebida, manteles, ropa, etc…

CONSEJO: en la parte superior hay varios puestos de comida a muy buen precio y se puede degustar algunos platos típicos del país como los "langós".

NOTA: Muy cerca del Mercado se encuentra otro de los bares en ruinas por excelencia, el Pub For Sale.

Al salir del Mercado Central, se encuentra el Puente de la Libertad (Szabadság híd) a la derecha y destaca por su color verde. La entrada al puente está coronada por dos pequeños edificios que sirvieron de casino y restaurante. Este puente desemboca en la otra orilla en el Balneario Gellert y a la Iglesia Rupestre.
Justo en frente del mercado central, comienza una de las calles peatonales más importantes de la ciudad, Váci Utca. Esta animada calle está llena de restaurantes y tiendas de todo tipo y bonitos edificios, lo que hace que pasear por ella es muy agradable.

CURIOSIDAD: el edificio más antiguo de Váci Utca, construido en 1805, se encuentra en el número trece de la calle.

Durante el recorrido de esta calle, no nos podemos perder echar un vistazo al puente Erszébet híd, de color blanco. Donde acaba el puente con la calle Kossuth Lajos u. se encuentran dos edificios gemelos. Aunque actualmente uno de ellos está cerrado y abandonado por lo que cuesta reconocer que son iguales, en su día albergaron una pastelería y un casino.
Muy cerca de uno de estos edificios, se encuentran las Galerías París, centro comercial de moda en el siglo XX que se abandonó y ahora en fase de reconstrucción.

CURIOSIDAD: Hay un árbol dedicado a Michael Jackson en una esquina de Erzsébet tér.

Regresamos a Vaci Utca hasta desembocaremos en una de las plazas más conocidas de la ciudad, Vörösmarty tér. Nosotros nos hemos encontrado con una plaza llega de puestos de comida típica y mesas para sentarte y degustarla. Es un buen sitio para tomar algo y hacer una parada. Además, aquí se encuentra una de las pastelerías más bonitas, famosas y antiguas de la ciudad; Pastelería Gerbaud.
En otra de las esquinas de la Plaza encontramos Szamos Gourmet Palace (Vaci utca. 1), una cafetería, pastelería y bombonería todo en una cuya especialidad es el Marzipan.
Y para terminar el día con un buen sabor de boca, nos dirigimos al Parlamento, en la plaza Kossuth. Merece la pena detenerse y contemplar el edificio, es espectacular. Si a eso le sumas su situación a orillas del Danubio con Buda de fondo, se convierte en uno de los lugares más bonitos de la ciudad. En la misma plaza se encuentran otros edificios destacables; el Museo Etnográfico y a la derecha el Ministerio de Agricultura (en este edificio se puede ver bolas de hierro incrustadas en las pareces en conmemoración a la gente fallecida en el levantamiento de 1956 contra el régimen soviético).

Budapest

NOTA: hay visitas guiadas y gratuitas cuyo punto de encuentro es en la plaza Kossuth y a diferentes horas.

CURIOSIDAD: A orillas del Danubio hay un paseo que bordea el río y a la altura del Parlamento encontramos el Monumento de los Zapatos. Esta escultura es a simple vista un conjunto de pares de zapatos viejos pero el significado pone los pelos de punta. Sus artistas, Gyula Pauer y Can Togay, quisieron recordar lo sucedido durante la Segunda Guerra Mundial a los judíos. Eran llevamos a orillas del río y les obligaba a quitarse los zapatos antes de disiparles y caer al río.

Budapest

DÍA 2: RUTA POR BUDA

Hoy nos vamos a dedicar a conocer la parte de Buda, la más antigua de la ciudad. Hay varias formas de llegar según las ganas y el presupuesto de cada uno. Se puede subir en Elevador, en bus (hay una parada en el puente de las cadenas (línea 16, 16A y 116) o andando.
Nosotros decidimos cruzar el famoso "puente de las cadenas" o su nombre oficial Puente Széchenyi (en honor al arquitecto que lo construyó) andando. Este puente es famoso por ser el primero que unió las dos partes de la ciudad. Hasta entonces cruzaban en barcas.

CURIOSIDAD: Dicen que el creador del puente se suicidó tirándose al río el día de la inauguración porque un niño gritó que los leones que custodian el puente no tenían lengua.

Budapest

Cogemos el bus en el otro extremo del puente hasta la parte alta de Buda, cerca del Bastión de los pescadores. El Bastión está formado por 7 torres en honor a las 7 tribus que fundaron Hungría. Lo mejor son las vistas que ofrecen al Danubio y al Parlamento. Además, se encuentra la Iglesia más famosa de Budapest, San Matías, que es fácil de localizar por su torre y colorido tejado. Es conocida por las coronaciones y bodas reales.
Muy cerca del Bastión, encontramos el "Hospital in the rock" de merecida visita. Este hospital fue un punto crucial durante la II Guerra Mundial para salvar vidas. Además sirvió de búnker durante la Revolución de 1956 y la guerra fría por posibles ataques químicos o nucleares. Recorres gran parte del interior por estrechos pasillos y pequeñas estancias donde se pueden ver el quirófano, cuartos para pacientes, salas de enfermería, etc…todo perfectamente recreado.

Después de salir de esta visita que te hará reflexionar, tomamos la calle Uri Utca, también conocida como la "calle de los Señores" debido a sus bonitas casitas medievales. En esta calle se encuentra el Laberinto del Castillo de Buda, por si quieres pasar un buen rato (http://labirintus.eu/en/).
Nuestro próximo destino es el Castillo de Buda o Palacio real y la mejor manera de ir disfrutando de sus vistas es paseando por Támok Utca. Este palacio era la residencia de los Reyes y actualmente la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.
Se puede pasear por los jardines ya que están abiertos al público y así poder disfrutar de las maravillosas vistas al Danubio, sus puentes y la zona de Pest. Después de disfrutar de las vistas, descendemos la colina por los jardines del Castillo de Buda hasta llegar a la orilla del río.
Caminando paralelos al río llegamos a los baños Gellert y justo en frente se encuentra la Iglesia Rupestre excavada en la roca. Esta iglesia permaneció cerrada más de 30 años (de 1951 a 1989) cuando el régimen comunista prohibió el culto a la iglesia.
Si todavía sigues con fuerzas para caminar, merece la pena subir colina arriba hasta llegar a la Ciudadela donde se obtiene otra perspectiva de la ciudad. Se puede visitar el interior del fuerte y un búnker.
Para regresar a Pest bajaremos caminando por una de las múltiples pendientes que hay en Buda y cruzaremos a pie el Puente de las Cadenas.
Al llegar la noche, aconsejamos acercarse a Gozsdu udvar, formado por un conjunto de patios conectados con miles de pequeños puestos que venden de todo y restaurantes para todos los gustos y mucho ambiente.

Budapest

DÍA 3: RUTA POR PEST

Aprovechando que es domingo y hay menos ambiente y vidilla callejera, decidimos pasar la mañana en una de las actividades de ocio por excelencia en Budapest, los baños termales. Los más conocidos son Baños Gellert en la parte de Buda y baños Szechenyi en la parte de Pest (nos declinamos por esta última opción).
De camino a los baños visitamos la Basílica de San Esteban donde destaca sus grandes dimensiones y su enorme cúpula. En su interior se encuentra la reliquia más importante de la cristiandad Húngara; la mano momificada del rey Esteban I, primer rey de Hungría y santo.

CURIOSIDAD: muy cerca de la Basílica (Október utca), encontramos una estatua de un policía con una enorme barriga. Cuenta la leyenda que quien toca la barriga tendrá la suerte de no engordar.

Tomamos la Avenida Andrássy, una de las arterias principales de la ciudad que data de 1870 por lo que todavía se pueden ver preciosos edificios neo-renacentistas aunque algunos tienen un aire decadente. Esta calle tiene más de 2km de largo y alberga varios lugares de interés como:

  • La Ópera
  • Museo del Terror: es un recuerdo de las atrocidades vividas durante la guerra. El edificio se reconoce fácilmente ya que del tejado sale la palabra “TERROR” y en la fachada hay pequeños retratos de gente fallecida durante la guerra.
  • Lotz Hall Terem: se encuentra en el número (justo delante de la ópera). Nadie se puede imaginar que puede existir una cafetería de ese tipo dentro de una famosa librería (Alexandra Bookcafe), en el piso superior.
  • Muvész Kávéház: en el número 29 de esta avenida. Es considerado otra de las cafeterías para visitar y aunque no es tan ostentosa como otras, su clásica decoración merece una visita.

Budapest

La Avenida Adrassy desemboca en la Plaza de los Héroes coronada por un gran obelisco y donde se encuentra el Museo de Bellas Artes. Además es la entrada a uno de los parques más grandes y animados en domingo. Hay mucho puestos de comida, productos típicos y cosas para niños que se pierden por los alrededores del Castillo de Vaidahunyad (este castillo es copia del castillo que lleva el mismo nombre ubicado en Transilvania, Rumania) y en su interior se puede visitar el Museo de Agricultura.
Dentro del parque, pero en sentido opuesto al castillo se encuentran el Balneario Széchenyi, abierto desde 1913 y cuenta con piscinas interiores y exteriores. Merece la pena pasar un par de horas dentro del agua aunque para nuestro gusto, falta un poco de tranquilidad.

NOTA: Nosotros hemos ido durante el día pero hemos leído que también merece la pena visitarlo de noche.

Budapest

Podemos acabar la visita en el New York Café Budapest (Erzsebet korut 9-11), considerado el café más bonito del mundo. Aunque no es apta para todos los bolsillos, merece la pena asomar la cabeza y disfrutar de una vista a sus lujosos salones de Versalles con preciosas cúpulas pintadas, arcos, balaustras y relojes dorados. Una delicia al puro estiló rococó.

Comentarios (Deja el tuyo!)

Respuestas a Fin de semana en Budapest:
matilde  ha comentado
Muy contenta de recibir noticias vuestras.
Espero que con el buen tiempo hagáis mas viajes, porque sois unos reporteros fantásticos.
Petonets.
responder
COL  ha comentado
Conozco casi todo lo que comentais, pero no todo. Tendré que volver.
responder
Deja un comentario !!!
Nombre *


Mail


Web/Blog


Comentario *


Cuanto suman 5 + 6 *


LovelyPlanet
Nosotros Anúnciate Síguenos
  • Recibe las novedades en tu mail
  • También nos encontrarás...
Tiendeo - Ofertas catálogos y folletos - menos papel!
Copyright © 2009-2012* - LovelyPlanet || 647 artículos y 2053 comentarios